domingo, 12 de mayo de 2013

La Escuela Normal Benito Juárez

Hidalgo
La Escuela Normal Benito Juárez
Calle Matamoros en 1924, sitio donde tenía asiento la Escuela Normal Benito Juárez creada en 1913. Foto. El Sol de Hidalgo.
El Sol de Hidalgo
12 de mayo de 2013

 Por Juan Manuel Menes Llaguno

Cronista del Estado de Hidalgo

Pachuca, Hidalgo.- A propósito de la celebración del ya cercano día del maestro, resulta importante recordar que el próximo 18 de julio de este año se cumplirán cien años de la apertura de la Escuela Normal Benito Juárez del estado, institución educativa que impulsara y apoyara en su carácter de director de Educación en la entidad el insigne profesor Teodomiro Manzano Campero, paradigma del magisterio hidalguense y pionero de la investigación histórica de esta porción de la provincia mexicana.

Es el propio Manzano quien recuerda que después de múltiples intentos, el 10 de febrero de 1913 se efectúa, a convocatoria suya, una reunión entre un nutrido grupo de mentores hidalguenses, cuyo objetivo fue solicitar de manera oficial al gobernador Ramón Rosales la creación de una escuela normal de profesores en la capital del estado, dado que los 738 planteles que existían en la entidad eran atendidos en su mayoría por profesores habilitados, sin preparación alguna para permanecer frente a grupo. Por otra parte, era absolutamente necesario que las políticas educativas fueran acordes al tipo de profesionales que se requería para esta, una de las más importantes actividades en cualquier país o región, de allí la propuesta de crear un plantel autónomo y especializado en materia educativa.

Después de afinar la propuesta, el 19 de junio de ese mismo año el propio Manzano, en su carácter de director de Educación en el estado, entregó la misiva de los mentores al licenciado Francisco de Paula Olvera, secretario general en el gobierno del señor Ramón María Rosales, quien por cierto una semana después renunció a la gubernatura que ejercía de manera provisional para lanzar su candidatura a las próximas elecciones, de modo que el 2 de julio de 1913 fue el propio Francisco de Paula Olvera, ya en carácter de gobernador interino, quien aprueba la creación de la Escuela Normal, que casi de inmediato abrió sus puertas el 18 de julio, fecha en que se conmemoró también el cuadragésimo primer aniversario de la muerte del benemérito Benito Juárez. La ceremonia protocolaria de inicio de cursos se hizo ante la presencia el comandante militar Agustín Sanginés, ya en funciones de gobernador de la entidad.

Al inicio de cursos, la Normal Benito Juárez alcanzó una matrícula de tan sólo 28 alumnos; sin embargo, dos semanas después, el número llegó a 42 y fue nombrado como su primer director el profesor Teodomiro Manzano, quien había sido ya separado de la Dirección de Educación en el estado.

Hasta antes de la creación de la Normal Benito Juárez, correspondió al Instituto Literario (hoy Universidad Autónoma de Hidalgo) ser la institución educativa encargada de formar y preparar a los mentores que requería el estado. Por cierto, en la etapa de aquel plantel, la primera persona que recibió su título para ejercer como profesor de educación elemental fue la señorita Rufina Asían, quien después de revalidar los estudios que realizó en la Ciudad de México presentó su examen recepcional el 16 de junio de 1878, siguieron entre 1880 y 1917, 340 profesores (muchos recibidos después de la apertura de la Normal en 1913, que no alcanzaron a titularse), la primera titulación de estudiantes formados en las aulas del Instituto fue la de Isidora García, quien se tituló en 1880. Don Teodomiro Manzano fue por cierto el quinto profesor titulado en el Instituto, en 1882.

En este contexto, la escuela Normal Benito Juárez surgió como la primer alternativa especializada en la formación de docentes y sustituyó a la que existía en el antiguo Instituto Literario, aunque regresó temporalmente en 1921, cuando formó parte de las escuelas que se integraron en la efímera Universidad de Hidalgo ya que en 1925, la Normal fue repuesta en su antiguo domicilio en la calle Matamoros, entre las escuelas Ignacio Manuel Altamirano, que tuvo carácter de plantel anexo para prácticas docentes, y la escuela primaria particular Benito Juárez, propiedad del profesor Teodomiro Manzano.

Era aquel sitio una porción de lo que fue la "Colecturía de Diezmos de la Parroquia de La Asunción", expropiado gracias a las Leyes de Reforma en 1861, a fin de convertirlo en escuela. Para 1913, se hicieron a aquel inmueble diversas adaptaciones y pudo operar en los primeros años de la Normal, sin problemas; no obstante, al inicio de la década de los años treinta era ya insuficiente, pues debido a su fama recibía inclusive alumnos de otros puntos del país.

Después de reiteradas peticiones, el gobernador José Lugo Guerrero adquiere el antiguo edificio de "Las Cajas de San Rafael" ubicado en las calles de Mina, el mismo que hoy ocupa el Museo de Minería, donde en 1944, después de diversas adaptaciones, se instala la escuela Normal y en el que permanece por espacio de 25 años, hasta que el 10 de diciembre de 1971, el licenciado Hugo Cervantes del Río inaugura en representación del presidente Luis Echeverría el Centro Regional de Educación Normal "CREN", construido por el gobernador Manuel Sánchez Vite, en terrenos del antiguo Estadio de Deportivo de Pachuca, donde lleva ya 42 años de existencia.

Otros planteles normalistas existieron en el estado, entre ellos la Escuela Normal Rural de Molango y la también Normal Rural Luis Villareal del Mexe, a las que abordaremos en otra entrega.

www.cronistadehidalgo. com.mx

Pachuca Tlahuelilpan mayo de 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada